Tuve una parálisis de Bell en la cara y en la Sanidad me dieron hora para comenzar la rehabilitación para 2 meses más adelante. Tenía que hacer ejercicios continuamente sino la rehabilitación no serviría de nada. Mi amigo Karsten se ofreció a ayudarme con sesiones de Acupuntura. Y fue lo único que hice aparte de los ejercicios. Cuando finalmente llegó la hora de comenzar la rehabilitación, estaba recuperada en un 85%. No lo podían creer y yo estaba tan feliz porque me iba a poder recuperar en un 100%. Recomiendo a Karsten totalmente.

Ir arriba